Las hojas de níspero y la fruta son muy ricos en minerales, entre ellos, hierro, potasio, fosforo y calcio y también, ricas en Vitamina C. Por lo tanto,